El otro día, en el taller de tejido le pregunté a la profesora si me enseñaba puntos nuevos. Me miró con esa cara que pone cuando digo algo pavote. Y me dijo :-"Pero si vos sabés varios puntos, ¿porqué no hacés una manta combinando todos los puntos que sabés? y si después tenés ganas vemos otros puntos"...

"¡Ufa! si yo se dos puntos nada más" -le dije- "para arriba y para abajo". La profe se rió con risita burlona y mirada de buena... ¡cómo cuesta terminar de comprender a los humanos! Los dragones somos más directos, más simples... no andamos con tantas vueltas...

Bien, la profe me dijo que tejiera los puntos que sé en el siguiente orden:

Primero: tejer todas las hileras para arriba. Durante 10 centímetros.
Segundo: tejer una hilera para arriba y la otra para abajo, alternando hasta completar 10 centímetros más
Tercero: tejer un punto para arriba y otro punto para abajo hasta completar la hilera, después al volver, hay que tejer los puntos como se presentan (uno para arriba cuando corresponder arriba y otro para abajo cuando corresponde abajo). También 10 centímetros.
Cuarto: tejer todas las hileras para abajo. ¡Claro! 10 centímetros
Quinto: tejer un punto para arriba y el siguiente para abajo. La siguiente vuelta también se teje 1 y 1, pero cuando tengo que tejer para arriba, tejo para abajo y visceversa.
Sexto: tejer 4 puntos para abajo y 1 para arriba, 4 para abajo y 1 para arriba y así hasta terminar la vuelta. La siguientes vueltas tejer los puntos como vienen.

Volví a casa con esas instrucciones, pensando que me iba a aburrir inmensamente ¡millones de puntos para arriba y para abajo y yo, lo que quiero, es aprender nuevos puntos no repetir los que sé!

A medida que iba avanzando la mantita me iba maravillando de las texturas distintas que iban apareciendo. ¡Con sólo repetir los únicos dos puntos que sé!

Orgulloso llevé la manta a la siguiente clase. La profe, acarició con amor -y algo de orgullo- la obra. No dijo nada y me alcanzó 6 rectángulos de cartulina y una birome. Y me dictó lo siguiente:
1. Punto Santa Clara
2. Punto Jersey
3. Punto elástico simples
4. Punto Santa Clara
5. Punto arroz simples
6. Punto canelón
Y me los hizo acomodar en cada hilera que había tejido y me dijo: -"¿Viste?, ¡sabés 6 puntos diferentes!"

Y ahí nomás se puso a corregir lo que me habia equivocado. ¡Salí del taller feliz!... más fuerte, confiando más en mis propias manos y en lo que sé. Llegué a casa con la seguridad que puedo tejer infinidad de cosas ¡solo con dos puntos!

 

Templates by BIGtheme NET