En esta segunda entrega vamos a seguir aprendiendo cómo cuidar nuestro cuerpo, para disfrutar del tejido y de la vida toda.


La semana pasada empezamos a reconocer nuestras manos, sus movimientos y aprendimos algunos ejercicios para cuidarlas mientras tejemos. Hoy vamos a ver cuál es la major postura para prevenir molestias y dolores en hombros, cuello y espalda.


Es importante aprender a "escuchar" al propio cuerpo no sólo para detectar a tiempo algún problema, sino para comprenderlo y quererlo. No nos olvidemos que gracias a él difrutamos de la belleza, la felicidad, los amigos y la familia, soñamos, creamos... así que l@s invito a tomar conciencia de su espalda. Primero sientense como si fueran a tejer (como lo hacen habitualmente, en su sillón o silla favoritos). Luego sientan toda la superficie del cuerpo que apoya contra el asiento... sí ¡la cola y los muslos!... o como escuchamos en las clases de yoga, sintamos "los isquiones". Bien, ahora se balancean despacito para adelante prestando atención a la parte baja de la columna -¡exacto! la lumbar-, ¿noto algún cambio en la tensión de mi lumbar? registro hacia dónde se curva, ¿cómo siento el pecho y abdomen?. Luego balanceo la pelvis hacia atrás y presto atención a las sensaciones, ¿hacia donde se curva la lumbar?, ¿hay tensión en la espalda, pecho, abdomen?... Ahora -y siempre conciente de mi cuerpo- acomodo mi pelvis en el asiento de tal manera que mi espalda se mantenga derecha sin mayor esfuerzo ni tensión.

Para tejer elijamos un sillón o silla, preferentemente sin apoyabrazos para que los brazos caigan cómodamente hacia nuestro regazo. La altura del asiento va a depender del largo de nuestras piernas, es importante que nuestros pies se asienten bien en el suelo y que los muslos formen un ángulo de 90° con en torso para ayudarnos a mantener la buena postura de la espalda.

El tejido debe descansar sobre nuestro regazo, de esta manera mantenemos los brazos en una posición relajada y no se ven obligados a sostener el peso creciente de nuestra labor. Se logra mejor esto cuando usamos agujas de crochet, circulares o agujas para tejer medias.
También es importante tomar descansos mientras tejemos. Eso lo vamos regulando nosotrxs, pero una guía puede ser: tejer 25 minutos y descansar 5; o tejer 45 minutos y descansar 15 (tomado de Tejiendo Perú)

Al terminar de tejer y en los descansos hago los siguientes movimientos:

  • Llevo la cabeza hacia adelante y atrás (de 3 a 5 veces), luego a los lados (como intentando tocar el hombro con la oreja), giro la cabeza mirando hacia la derecha y hacia la izquerda (también de 3 a 5 veces).
  • Me tomo las manos por detrás de la espalda y las elevo despacio y sostenido, la cabeza cae relajada hacia adelante. Con este movimiento los hombros van hacia atrás.
  • Y, claro, hago los ejercicios de manos que les comenté el martes pasado para relajar las articulaciones.

Comparto un video que me pareció interesante para ver la columna con otros ojos:

La semana que viene voy a publicar los ejercicios que practico para fortalecer mis manos.

Fuentes:
Pilates Marisa
Tejiendo Perú

Imagen de: Ella Hoy.es

Templates by BIGtheme NET